Escuchad a Juan de Mairena
19 de Octubre de 2011 | Lecturas
Imprimir E-mail

ManuelFloresEn España —no lo olvidemos— la acción política de tendencia progresiva suele ser débil, porque carece de originalidad; es puro mimetismo que no pasa de simple excitante de la reacción. Se diría que sólo el resorte reaccionario funciona en nuestra máquina social con alguna precisión y energía. Los políticos que pretenden gobernar hacia el porvenir deben tener en cuenta la reacción de fondo que sigue en España a todo avance de superficie. Nuestros políticos llamados de izquierda, un tanto frívolos —digámoslo de pasada—, rara vez calculan, cuando disparan sus fusiles de retórica futurista, el retroceso de las culatas, que suele ser, aunque parezca extraño, más violento que el tiro.

Antonio Machado: Juan de Mairena. Sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo (Madrid, 1936)

Copiamos aquí este texto del Juan de Mairena de Machado porque habíamos pensado incluirlo como pórtico de un próximo libro.
Estas ideas políticas, ¿en un libro para niños?
—No es exactamente para niños, pero ¿por qué no? Buena falta nos hacen los niños que den en adultos del tipo «progresivo». Así como los adultos con ganas de explicar las cosas.
El dibujo es de Manuel Flores.
 
Benvinguts al Cabanyal
15 de Septiembre de 2011 | Lecturas
Imprimir E-mail

 

Benvinguts-bajaLa Plataforma Salvem el Cabanyal y la editorial Media Vaca le dan la bienvenida y le invitan a visitar la XIII edición de Portes Obertes que este año abre al público 13 (+1) casas típicas ubicadas en los barrios del Canyamelar, Cabanyal y Cap de França. Los visitantes tendrán ocasión de conocer la exposición Benvinguts al Cabanyal, que consiste en una colección de 99 historias, recuerdos y noticias ilustradas por 40 artistas gráficos a partir de testimonios de vecinos y vecinas que viven o han vivido en el Cabanyal, fragmentos de obras literarias y escritos diversos.  

Benvinguts al Cabanyal representa el trabajo colectivo de muchas personas a lo largo de más de dos años. Este esfuerzo ha dado como resultado un libro y una exposición que se podrá seguir a través de las viviendas que abren sus puertas como pequeños museos. El objetivo, una vez más, es llamar la atención sobre este extraordinario lugar que hay que proteger y conservar, uno de los pocos en el mundo hecho a escala de los niños.

Bienvenidos y bienvenidas al Cabanyal, un lugar único donde la gente sigue diciendo «bon dia» y «bona nit».

Benvinguts al Cabanyal
XIII edición Cabanyal Portes Obertes

Del 23 de septiembre al 9 de octubre de 2011

Horario
Sábados y domingos
de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas

Inauguración
Viernes 23 de septiembre a las 20 horas
en L'Escorxador, calle San Pedro, 27

Organizan
Plataforma Salvem el Cabanyal
Media Vaca

Colaboran
Associació Cultural Gastronòmica i Vegetariana La Regadera
Associació Cultural l'Escola del Cabanyal
Estudio Paco Mora

Imagen del cartel
Dani Sanchis [fotografía de Santiago Martí / AFC]

Imagen de portada del libro y el folleto
Mik Baro

Puntos de venta del libro Benvinguts al Cabanyal
* La papelería de Galindo (José Benlliure, 110. Tel. 963 713 158)
* Librería Papelería Hamburgo (Reina, 35. Tel. 963 678 701)
* El Quiosco de Paco (Cruce Reina con Just Vilar)
* Oficina de información de Portes Obertes ((Sant Pere, 83, bajo)
* y en las 13+1 casas participantes en la exposición de Portes Obertes

Más información en www.cabanyal.com
 
Libros que no hemos hecho con Miguel Calatayud
27 de Julio de 2011 | Lecturas
Imprimir E-mail
Rio-KwaiAntes de empezar a editar libros —hace ya unos trece años— compré en una papelería un cuadernito para apuntar todos los títulos que formarían parte de nuestro futuro catálogo. Seguramente fue la primera compra de la editorial. Es un cuaderno apaisado con papel de rayas de los que se usan para la contabilidad y que todavía conservo. De vez en cuando me gusta revisarlo para comprobar si estamos cumpliendo el plan previsto o si por el contrario nos vamos apartando de él, y también por si hay anotada en esas páginas alguna buena idea que merecería la pena recuperar.

Ese cuadernito, como no puede ser de otra manera, es una colección de listas: temas interesantes, autores preferidos, posibles títulos; más otras listas con cuentos de Grimm, greguerías, nanas… Una de las listas contenidas en él podría ser la de los libros que no hemos hecho con Miguel Calatayud.

El nombre de Miguel aparece ya en la segunda hoja del cuaderno, y está escrito entre interrogantes. El título del proyecto era «Esopo (ambientado en nuestros días)». Un poco más adelante vuelve a aparecer su nombre (de nuevo entre interrogantes) como posible autor de una «Vida de Esopo». Se supone —y así ha quedado reflejado— que la publicación de esta «Vida de Esopo» estaba prevista para algún momento del año 1999.

Bernardo Atxaga ha escrito acerca de las fábulas en su Alfabeto sobre la literatura infantil, un libro que desde que lo leímos, mucho antes de editarlo, consideramos como una especie de programa de lo que nos gustaría hacer como editores de libros para niños. Me apetecía hacer un libro de fábulas y enseguida pensé en Miguel como su ilustrador ideal. Entre las muchas razones que me di estaba nuestra mutua afición por la estampa popular, las aucas, los grabaditos escolares, los pliegos de cordel. Ese libro, tal como lo imaginaba, tenía que ver con todo eso. Después de repasar las creaciones de muchos fabulistas, llegué hasta Esopo, a quien se considera un precursor de casi todos ellos. Su existencia, al igual que la de Homero, está rodeada de un gran misterio pero, si no fue una persona real, el inventor de algunas de las fábulas más famosas que han llegado hasta nosotros es él mismo un gran invento. La Vida de Esopo tiene interés por otra razón, y es que está en el origen de la literatura picaresca, que en España ha dado obras fundamentales como el Lazarillo de Tormes o El Buscón de Quevedo. En el rastro de Buenos Aires encontré en aquella época una edición de 1929 «facsímile de la primera edición de 1489» publicada con el título La vida del ysopet con sus fábulas historiadas e ilustrada con numerosos grabados en madera. El relato de la vida de un pícaro –tema siempre actual: sólo hay que abrir un periódico–, aderezado con numerosas fábulas para hacernos pensar, en edición actualizada (ya veríamos cómo) y muy ilustrada por Miguel Calatayud, no era ninguna mala idea.

Leer más...
 
A los lectores
20 de Octubre de 2010 | Lecturas
Imprimir E-mail

milacreDespués de un lustro (voz proveniente del latín lustrum, que quiere decir limpio, puro: cinco años de purificación), finalmente hemos actualizado la página web de Media Vaca. No ha sido tarea fácil. Nada es fácil, pero en algún momento a lo largo de todos estos años hemos llegado a creer que era más fácil hacer libros que ponerlos en la web. Nos consuela, al menos, pensar que el retraso no es tan grave como podría haber sido si en vez de publicar tres libros al año publicáramos 300.

Como tenemos mucho cariño a la página antigua (que inauguramos el 17 de noviembre de 1999) y como tampoco queríamos hacer más trabajo del necesario, hemos conservado la estructura de la página primitiva y sólo se han operado una serie de cambios para facilitar el desplazamiento de una sección a otra y las actualizaciones de contenidos, que a partir de ahora serán efectuadas por los editores.

Así pues, quien visite este sitio web podrá acceder a textos sobre la editorial, a textos sobre las colecciones y sobre cada uno de los títulos y autores; podrá ver muestras de las páginas interiores de los libros; y podrá también, con más facilidad que antes, realizar un pedido y enviar sus comentarios y sugerencias, a los que desde aquí damos ya la bienvenida.

Esta página web, esta editorial y estos editores no serían posibles sin las contribuciones de un buen puñado de amigos y colaboradores: Alberto Botella, quien dio a la página su aspecto original, que hemos querido mantener; Diego Obiol y Massimiliano Vellini, que han realizado las adaptaciones al formato manejable que hoy presenta; Robin, Rosa G2 y Guillermo Heras, responsables durante mucho tiempo de sus actualizaciones; Terebel Jiménez, Roger Colom, Roger Swanzy, Teresa Cuartero y Linda Veroni, que se ocuparon de las traducciones; Leticia Oyola, que realizó las correcciones; Daniel García-Sala, José Parrondo, Arnal Ballester y Taro Miura, que nos prestaron sus imágenes, que seguimos utilizando; Ángela Argilés, Sandra Galera, Mónica Fernández Valero, Catalina González Vilar, Isabelle Torrubia, María José Gil Mendoza y Xavier Andreu, que nos han ayudado tanto.

Dentro del próximo lustro –¡todos atentos!– anunciaremos la actualización de la versión en inglés.

 
Lista de bodas
15 de Octubre de 2010 | Lecturas
Imprimir E-mail
bodaBegoña y yo nos casamos en octubre de 1988 y pusimos nuestra lista de bodas en la librería Railowsky. Nos gustaba el nombre, nos gustaba la imagen que sus promotores habían elegido como emblema, y nos gustaban sus libros. Pensamos que sería una forma de apoyar a este negocio entusiasta y valiente (una librería con sala de exposiciones, especializada en fotografía) inaugurado poco tiempo antes y situado además en el barrio en el que había transcurrido mi infancia. También, hay que reconocerlo, parecía una solución rápida para hacerse con una serie de artefactos –libros– que nosotros considerábamos (y aún consideramos) muy valiosos y tan necesarios como el más útil electrodoméstico.

Para vivir, necesitábamos libros. Libros que nos enseñaran cómo vivía la gente antes de nosotros; libros para conocer el significado de todas las palabras; libros que nos dijeran cuáles eran los libros que deberíamos leer sin falta y qué obras de arte deberíamos apresurarnos a visitar. En aquella época es posible incluso que quisiera llegar a distinguir una columna jónica de una columna dórica o corintia; no estoy seguro, pero quizá me pareciera importante. También, sobre todo, queríamos aprender a cocinar ricos y variados platos. En fin, necesitábamos cuanto antes libros para aprenderlo todo, para que nuestro viaje por la vida fuera lo más parecido a saltar un charco: un pas de deux, ejecutado con la gracia y ligereza de los bailarines.

Recuerdo bastantes de los libros de nuestra lista de bodas: la Historia de la vida privada, dirigida por Philippe Ariès y Georges Duby (obra en dos volúmenes); el Diccionario manual e ilustrado de la lengua española de la Real Academia Española (seis volúmenes); los Papeles póstumos del club Pickwick de Dickens (tres volúmenes en edición de bolsillo); la Historia del arte valenciano, dirigida por Vicente Aguilera Cerni (seis volúmenes); la Historia de la literatura universal, dirigida por Martín de Riquer y José María Valverde (diez volúmenes); la Historia ilustrada de las formas artísticas (doce volúmenes en edición de bolsillo); la Enciclopedia culinaria de la Marquesa de Parabere (dos volúmenes, dedicados a lo salado y a lo dulce: La cocina completa, y Confitería y repostería).
 
Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 10 de 15