La lenta agonía de Felipe II
02 de Septiembre de 2015 | Lecturas
Imprimir E-mail

Barbas«En Buenos Aires Ramón [Gómez de la Serna] estaba pronunciando una conferencia sobre la vida de Felipe II y el tiempo de la época de la construcción de El Escorial; estaba llegando al final y hablaba de la última enfermedad y la lenta agonía de Felipe II. En ese momento vio entrar a alguien que venía muy mojado con el paraguas abierto y se dio cuenta de que en la calle estaba lloviendo a mares. Entonces interrumpió su conferencia, se dirigió al público y dijo: "Bueno, en vista de que está lloviendo tanto y no es cosa de que nos mojemos al salir, le voy a prolongar unos quince minutos la agonía a Felipe II". Siguió hablando y agregando detalles y fue maravilloso porque a la salida de la conferencia ya no llovía, con lo cual el público le estuvo muy agradecido».

Julio Cortázar: Clases de literatura. Berkeley, 1980 (Punto de lectura, Alfaguara, Madrid, 2014).

Ilustración: dibujo de Alfredo, del libro Seis barbas de besugo y otros caprichos ilustrados (Media Vaca, 2007).

 
Libros para mañana
29 de Abril de 2015 | Lecturas
Imprimir E-mail

LIBROS PARA MANANA

De la misma editorial que publicó hace ya unos cuantos años Pelo de zanahoria, de Jules Renard (un libro de 1894), poco después El Arroyo de Élisée Reclus (un libro de 1869), y, algo más recientemente, A través del espejo, de Lewis Carroll (un libro de 1871), llega ahora una serie de cuatro títulos aparecidos hace cuarenta años. (Por suerte, como se ve, hay libros que viven varias vidas y que permiten a los lectores hacer otro tanto). Estos nuevos viejos libros son libros de política para niños y niñas. Y lo que es aún más sorprendente: ¡son completamente actuales! Sus títulos:

Cómo puede ser la democracia

Así es la dictadura

Hay clases sociales

Las mujeres y los hombres

Las ideas y los textos se deben al Equipo Plantel, y las nuevas ilustraciones están firmadas por Marta Pina, Mikel Casal, Joan Negrescolor y Luci Gutiérrez. La colección de 1977 se llamaba Libros para Mañana, y así se sigue llamando la edición de 2015. Tal como advierte la nota previa que acompaña a los cuatro títulos, «al parecer, ese mañana todavía no es hoy. Esperamos que ya no tarde».

 
Saul Steinberg, 1914-2014
14 de Marzo de 2015 | Lecturas
Imprimir E-mail

Steinberg Arnal«Soy de los pocos que han continuado dibujando una vez terminada la infancia. Continúo y perfecciono los dibujos de la infancia, sin la tradicional interrupción de la formación académica».

«La línea continua de mi dibujo proviene de mi infancia, y, probablemente, es el modo de escribir de mis días de analfabeto».

Saul Steinberg

En 2014, Saul Steinberg hubiera cumplido 100 años. Dejamos aquí constancia de ese hecho. Es verdad que podíamos haber dejado constancia en 2014, y no esperarnos a 2015, pero por pudor (y por pereza) no lo hemos hecho. (Vaya, otro hecho. Dejamos constancia también). Gracias a esa juerga que son los aniversarios, nos hemos dado cuenta (y, cómo no, dejamos la debida constancia de ese descubrimiento) de que Saul Steinberg podía haber ido a la escuela con otros niñitos de su edad, que se llamarían Adolfo Bioy Casares, William Burroughs, Frantisek Capek, Julio Cortázar, Julio Caro Baroja, Louis de Funes, Martin Gardner, José Guerrero, Alec Guiness, Thor Heyerdahl, Efraín Huerta, Asger Jorn, Joe Louis, Norman McLaren, Nicanor Parra, Octavio Paz, Tyrone Power, Dylan Thomas, Anibal Troilo, Richard Widmark, y algunos más. Eso, claro, si todos hubieran sido rumanos, y más concretamente del pueblo de Ramnicu Sarat o de sus alrededores. Pero podrían haber sido rumanos. De hecho, puede que todos sean rumanos y que esa información no haya sido divulgada por razones que se nos escapan. Me imagino al pequeño Saul, dibujando con una navajita escolar en su pupitre; al pequeño Thor, fabricando su primera balsa con maderas arrancadas de alguna puerta; al pequeño Richard, castigado cara a la pared por haber empujado a la directora por las escaleras; a los no tan pequeños Julio y Joe probando los puños; etc.

En fin, todo esto para decir que Media Vaca ha editado dos libros de Saul Steinberg, Reflejos y sombras y Cartas a Aldo Buzzi, y que es la primera vez que nos pasa que coincide la publicación de un libro con el aniversario de su autor. Generalmente, aunque hagamos un esfuerzo (que, en realidad, nunca hacemos), los libros acaban apareciendo varios años más tarde. Recomendamos los libros, que valen la pena, y dejamos constancia de todos estos hechos.

[imagen: cartel de Arnal Ballester].

 
Felicidades
30 de Diciembre de 2014 | Lecturas
Imprimir E-mail

buitre

*********************

EL EDITOR DE

LIBROS INFANTILES

LES DESEA UNAS

FELICES FIESTAS

*********************

 
Grandes rutas PPD
20 de Septiembre de 2014 | Lecturas
Imprimir E-mail

mapamundi

Hace bastantes años, cuando acudía a encuentros internacionales y algún colega periodista me preguntaba en qué consistía eso de la pelota postal descascarillable, la verdad es que no sabía cómo empezar una explicación. Opté por memorizar una respuesta de tipo catecismo que al menos me permitiera salir del paso: «La pelota postal descascarillable es un sistema de correo postal mediante pelotas que son impulsadas a base de patadas por toda la cadena de personas anónimas que encuentren dicha pelota en su camino. La persona chutadora leerá previamente la dirección impresa en la superficie exterior de la misma y orientará su patada para encaminar la pelota hacia su destino. Así, si en la pelota pone «África», la chutará en dirección a África. Ya en África, el primer descubridor de la pelota destapará la cascarilla exterior y dejará a la vista una segunda, en la que pondrá, por ejemplo, «Senegal», y chutará hacia Senegal. Una vez en Senegal, alguien la descubrirá y abrirá la siguiente cascarilla, donde pondrá, por ejemplo «Dakar», y chutará hacia Dakar. Y así sucesivamente, hasta encontrar la calle, el número y el destinatario particular del mensaje contenido en la última cascarilla de la pelota».

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 6 de 16